domingo, 30 de septiembre de 2012

Los Premios Manzana de Oro

Hoy he despertado con la noticia de que he sigo galardonada con el premio especial otorgado por el público en esta I Edición de los Premios Manzana de Oro, organizados por mis compañeros blogueros Montse (Con el alma prendida a los libros) y Elliot (Blog de Elliot) .


Gracias por brindarnos esta oportunidad de darnos a conocer y compartir nuestras inquietudes. Os felicito por la iniciativa. Al resto de los participantes y premiados, mi enhorabuena también por sus blogs.

Y qué decirles a mis queridos lectores, que son los que han logrado con sus votos que Pequeñeces obtenga su premio ... Que me leáis y que estéis esperando siempre el próximo relato, es para mí una gran satisfacción y sois parte de mi inspiración cada vez que saco un huequito para escribir. Vuestros preciosos comentarios me hacen ver que estoy rodeada de grandes amigos que me apoyan y que me animan, y esto es un privilegio. Sentir de nuevo vuestra emoción es mi objetivo para mis próximas publicaciones ... ¡espero conseguirlo!
Mil gracias a todos.

domingo, 23 de septiembre de 2012

Fantasía Impromptu
















Todo fue tan fugaz y tan eterno como el viento, que agitaba las ramas rompiendo ese pequeño vínculo con las hojas, que después caían despojadas de vida ... La tarde, pintada de amarillos y verdes apagados, se oscureció y nos invitó a regresar a la casa. Fréderic se dirigió al salón, dónde el piano aguardaba. Sigilosamente se sentó, acarició sus teclas y comenzó a tocar. 
La música surgía de sus manos, primero espontánea y vigorosa. Después, libre e impaciente, deshaciendo corduras a su paso, para ir cediendo ante un equilibrio embriagador y misterioso.Entonces, nos envolvió en un remanso de quietud, acompasando pasión y razón, y dejando al descubierto su parte tímida y frágil.
El tiempo había dejado de existir … la vida parecía haberse detenido … hasta que poderosamente, se precipitaron de nuevo una sucesión de notas veloces y firmes ante las que perdida entre tanta belleza, sucumbí dejándome llevar hasta ese final triunfal, leve e intenso a la vez.
Y el silencio apareció poco a poco hasta que fue para siempre.






Relato inspirado en la historia de amor entre la escritora George Sand y el músico Fréderic Chopin y en su obra Fantasie Impromptu in C sharp minor Op 66, No 4 











 

Lo más visitado última semana